Media Markt: La justicia nos da la razón frente a una de sus prácticas habituales

Media-Markt-practicas-abusivas

El pasado 4 de febrero hemos recibido la fantástica noticia de haber logrado, por parte del Juzgado de Primera Instancia nº 7 de Santander, la estimación completa de una demanda interpuesta frente a Domestic & General Insurance, aseguradora que cubre las Garantías Comerciales Adicionales de la cadena de comercios Media Markt. Resulta especialmente gratificante por ser éste uno de tantos casos que podría haber quedado alejado del conocimiento de los jueces, puesto que generalmente no compensa al actor entablar un pleito por tan escasa cuantía.

Por suerte, en esta ocasión se buscaba por el cliente no tanto una reparación económica -que también-, si no, sobre todo, luchar contra el engaño y hacer patente uno de tantos abusos que se producen en la venta de productos a consumidores.

¿En qué consiste el asunto?

Nuestro cliente, en septiembre del año 2015, decide adquirir una Tablet en uno de los establecimientos de Media Markt. Ante el insistente ofrecimiento de una garantía adicional de 3 años por parte de los empleados de la tienda, se decidió a contratar dicho servicio, teniendo presente que no sería raro que el cacharro que iba a comprar comenzase a fallar transcurrido el periodo de garantía legal de dos años.

Además, le comentaron que esa garantía adicional que le ofertaban cubría no solo los fallos eléctricos o mecánicos del  producto como cualquier garantía legal, si no que también amparaba la rotura accidental o el robo. Convencido de que estaba ante una buena oportunidad de no tener que preocuparse por la tablet, nuestro patrocinado pasa por caja y abona 289,00€ por la Tablet, y unos nada despreciables 49,00€ por la garantía adicional, que se refleja en el ticket y factura de compra bajo la denominación “D&G, G + 3 AÑOS 1 E – 333 E ME N”. Se índica, junto a tal galimatías, un número de contrato y se manifiesta que es una garantía adicional “de acuerdo con las condiciones de D&G que se entregan junto a este documento.”

Pero las condiciones de D&G (Domestic & General Insurance) no se entregaron junto con los documentos que acreditaban el pago. Nuestro cliente recibió las condiciones un mes más tarde en su domicilio y, para su sorpresa, cualquier parecido de ese documento con lo que él creía haber contratado, era pura coincidencia.

No solo el número de contrato no coincidía, si no que, además, de las garantías que creía haber contratado por tres años (fallos, rotura accidental y robo), a nuestro representado solamente le cubrían por ese periodo los accidentes; los robos estaban cubiertos únicamente durante el primer año de vida del producto, y los fallos mecánicos por un solo año, que comenzaba a contar con la finalización de la garantía legal.

Con todo ello, la Tablet sufre, pasados tres años desde su compra, un problema en la placa base que la deja inoperante. El arreglo del problema en un técnico especializado tiene un coste  prácticamente idéntico al de adquisicón de la Tablet en su día, y el cliente, sintiéndose engañado, decide acudir a nuestro despacho y demandar

No es oro todo lo que reluce

Por todos es conocido el lema o  slogan publicitario Media Markt: “Yo no soy tonto”. ¡Y claro que no lo son! ya que una de las fuentes importantes de ingresos de la cadena -y lo que les permite vender los productos a precios, habitualmente, bastante competitivos- es la comercialización de garantías adicionales que, de manera bastante insistente, ofrecen a los clientes interesados en sus productos. En ocasiones, consiguen que los  compradores salgan del establecimiento “totalmente tranquilos” de poder disfrutar su compra durante años, ya que han contratado “un seguro o garantía adicional” que les cubre cualquier contingencia.

Ofrecer garantías adicionales a los clientes a cambio de un coste adicional es una práctica comercial totalmente respetable, claro está, siempre que se haga cumpliendo con lo previsto en las normas. Es precisamente en este aspecto donde el sistema de garantías adicionales de Media Markt es totalmente reprochable, dado que, como ha dejado claro la sentencia que resuelve este caso, no cumple con las previsiones legales que establece la Ley de Consumidores y Usuarios.

Si se analiza el ticket de compra –dice la Sentencia de Instancia- únicamente se expresa que es una garantía por 3 años sin exclusión alguna, y sin mención alguna a las eventuales averías, lo que pudo provocar el error del actor al momento de su contratación, quien pudo entender que la garantía por tres años se extendía a cualquier circunstancia que afectara al aparato.

Tal forma de contratación –prosigue su señoría- vulnera el art 63 del TRLGCU, que obliga al comercio a suministrar toda la información contractual al momento de la suscripción del contrato, sin que pueda posponerlo a un momento posterior. Además, tratándose de un producto de naturaleza duradera como el de autos, la demandada tampoco ha justificado que entregara al actor el escrito o en cualquier soporte duradero el contrato de garantía adicional en el momento de su contratación, de forma que el asegurado conociera y aceptara todos las cláusulas contractuales en el momento de la compra, y en concreto la que limitaba la duración de la garantía en los casos de avería mecánicas o eléctricas, en la forma que prescribe el artículo 3 de la ley del Contrato de Seguro y los artículos 125 y 126 del Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

En defensa de los consumidores y usuarios

Y es que no es descabellado pensar que el consumidor esté convencido que mediante el pago de esos 49,00 € obtiene, además de los 2 años de garantía que por ley están establecidos, 3 años de garantía adicionales frente a fallos mecánicos o eléctricos (sumando un total de 5 años), y, además, frente a robos y roturas accidentales durante los tres primeros años de vida del producto.

En este sentido, la SAP de Madrid 277/2011, de 31 de mayo, define el carácter de la garantía comercial recogida en el art. 125 y el momento en que debería empezar a computarse, estableciendo lo siguiente: «lo que se contempla es una garantía comercial «complementaria» que amplíe la garantía legal (…) debe poner al consumidor en una posición más ventajosa en relación con los derechos ya concedidos a los consumidores por esta Ley… Luego esta garantía comercial solo podrá comenzar a computarse después del periodo de garantía legal.»

De igual manera, la SAP de Valencia 738/2012, de 26 de diciembre, en su fundamento jurídico tercero, visibiliza la problemática al decir que «uno de los problemas habituales es que habitualmente los fabricantes están ofreciendo la segunda, la garantía comercial, por el mismo plazo que la primera (u obligatoria), constituyendo así una especie de «seguro a todo riesgo» del producto. Práctica comercial que genera en el consumidor la falsa creencia de que la garantía obligatoria (conformidad a la entrega) en realidad es la garantía comercial (garantía durante un plazo), cuando no es así…»

Con este planteamiento, la sentencia concluye estableciendo el efecto de tales vulneraciones por parte de Media Markt y su aseguradora: por estar ante una exclusión de la cobertura no aceptada expresamente por el asegurado, y tratarse de una condición abusiva del contrato, la limitación temporal de la cobertura se debe tener por no puesta, extendiendo la cobertura de la póliza hasta los 3 años que figuran en el ticket de compra, por lo que la aseguradora deberá abonar al actor el importe de la reparación de la Tablet.

Escrito por Gonzalo Bolado Contreras

2 comentarios en “Media Markt: La justicia nos da la razón frente a una de sus prácticas habituales”

  1. Buenos días, Mi nombre es Angela Cardona, estoy en una situación con Mediamark y Domestic & General, igual a la mencionada anteriormente, Estoy en Castellon, sabeis a donde podria acudir para solucionarlo. Gracias. Un saludo

    1. Gonzalo Bolado Contreras

      Hola Ángela. Lo mejor que puedes hacer es acudir a un abogado o a la oficina municipal de atención al consumidor para poner en sus manos el asunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat