En Diez & Bolado somos abogados especialistas en divorcios

En Diez & Bolado somos abogados especialistas en divorcios. Ofrecemos un servicio integral, acompañándole durante todo el proceso, aconsejándole y guiándole. Más de 25 años de experiencia avalan nuestro trato y profesionalidad.

Para hacer valer los derechos de un cliente en caso de divorcio, nos enfocamos en los siguientes aspectos:

  • Asesoramiento desde que tengamos conocimiento del asunto.
  • Situación de los hijos y régimen que más les favorezca.
  • Régimen económico-matrimonial y su disolución.
  • Posibilidad de realizar el divorcio de mutuo acuerdo.
  • Medidas provisionales hasta la sentencia de divorcio

¿Por qué contratar a un abogado especialista en divorcios?

Por lo general, un divorcio se ve rodeado de muchas cuestiones de relevancia, como su los bienes y su propiedad, dinero y, especialmente, los hijos. Por ello, es esencial contratar a un abogado que tenga experiencia en el campo del derecho de familia y, sobretodo, que haya atendido múltiples divorcios. Un profesional que cumpla con esas características podrá asesorarle y ayudarle con el conocimiento y el saber hacer necesario.

Los diversos procedimientos que surgen a raíz de un divorcio pueden ser estresantes y largos en el tiempo. Dado que es necesario contratar un abogado para poder llevar a cabo el divorcio, lo mejor es contar con un abogado especialista en la materia, que tenga la experiencia y sensibilidad suficientes para entender su situación y con el que pueda hablar con confianza de asuntos personales.

¿Puedo divorciarme aunque mi pareja no quiera?

Por supuesto. Por suerte, en España basta con que uno de los cónyuges no quiera continuar con el matrimonio para que pueda solicitar el divorcio, sin que el otro cónyuge o el juez puedan oponerse.

¿Es necesario separarse antes de divorciarse?¿Qué diferencias existen entre el divorcio y la separación?

El divorcio disuelve de forma definitiva el vínculo matrimonial, mientras que en la separación se produce la suspensión de la vida común de los casados, cesando la posibilidad de vincular bienes del otro cónyuge en el ejercicio de la potestad doméstica, pero sin romper el  vínculo matrimonial. Es por ello que solo a través del divorcio los cónyuges pueden contraer un matrimonio con otra persona.

Actualmente podemos acudir directamente al divorcio sin necesidad de la previa separación de hecho o judicial. No obstante, la separación sigue siendo una opción para aquellos casos en los que los cónyuges decidan interrumpir temporalmente su matrimonio, sin optar por la disolución definitiva.

Si necesita más información o desea contar con nuestros servicios, no dude en contactar con nosotros.

Abrir chat